Captura de Pantalla 2022-04-12 a la(s) 1.00.35 p. m.

Tiempos de RENACER: Webinar con expertos

El 11 de abril, Expediente Abierto organizó el foro “Tiempos de RENACER: Webinar con Expertos” en el que participaron más de treinta y cinco invitados, pertenecientes a organizaciones de derechos humanos, académicos y medios de prensa.  En el evento, Expediente Abierto presentó un video que sintetiza hitos, objetivos y mecanismos de la Ley RENACER, firmada el 10 de noviembre de 2021, luego del esfuerzo de denuncia e incidencia sobre la situación de represión y violaciones al Estado de derecho en Nicaragua.  Los panelistas invitados discutieron los mecanismos de sanciones y sus efectos en la democratización, el alcance la ley tras cinco meses de rigor, y las formas en que organizaciones nicaragüenses en los territorios están contribuyendo a su implementación.

Eric Olson, director de políticas e iniciativas estratégicas del Seattle International Foundation, señaló que en otros países donde se han aplicado sanciones, estas han sido usadas como herramientas legítimas de la comunidad internacional para combatir violaciones a los derechos humanos o del estado de Derecho.  Sin embargo, enfatizó que hasta un 75% de las sanciones usadas a nivel internacional han fracasado, entre otras razones, porque sus objetivos han fueron amplios e indefinidos. Las sanciones que funcionan, señala, son aquellas que persiguen propósitos viables y específicos. A la luz de estas evidencias globales, Olson señaló que la Ley RENACER está aplicando sanciones muy dispersas y, aunque son legítimas porque van en contra de personas e instituciones antidemocráticas en Nicaragua, no están obteniendo resultados estratégicos esperados.  

Olson invitó a la sociedad civil nicaragüense a reconocer en RENACER una herramienta importante, pero no una solución definitiva a la actual crisis sociopolítica. Además, reiteró que aunque las sanciones tienen un efecto de ánimo entre opositores y grupos prodemocracia , este no es su objetivo primario. “No es golpear porque les hacen sentir mejor”; sino de conseguir exitosamente metas específicas.

María Laura Alvarado, del sector juvenil de la agrupación política Unidad Nacional Azul y Blanco, indicó que la oposición nicaragüense está habilitando mecanismos de coordinación con políticos estadounidenses para implementar esta ley y evitar la impunidad de las violaciones de derechos humanos y casos de corrupción estatal. Entre otras colaboraciones, la organización política, junto a agrupaciones de la diáspora nicaragüense,  elabora informes y genera evidencia sobre funcionarios e instituciones estatales que han socavado la democracia en Nicaragua, haciéndoles objetivo de sanciones en el marco de la ley RENACER. La activista reconoció importantes retos en la implementación de estos mecanismos de coordinación entre los territorios y los tomadores de decisión de la comunidad internacional, como por ejemplo la represión política que empuja a la clandestinidad, el poco acceso a la tecnología para amplificar denuncias, esfuerzos duplicados entre agrupaciones, y la falta de confianza de la opinión pública hacia las organizaciones opositoras.

Manuel Orozco, director del programa de migración, remesas y desarrollo del Inter-American Dialogue, hizo una valoración de los objetivos de RENACER. Señaló que la ley fue diseñada con el objetivo específico de “llevar al país un proceso electoral independiente, para lo cual generó doce artículos con nueve instrumentos, de los cuales las sanciones son solamente uno”. Enfatizó que estos instrumentos, y sobre todo las sanciones, deben de ser calibradas, calendarizadas y estratégicas para el “ajuste de cuentas a favor de la democratización” de Nicaragua.  Además, recordó a la audiencia  que la ley RENACER evalúa otras dimensiones de vital importancia, además de los derechos humanos de los nicaragüenses, por ejemplo la corrupción, la cooperación rusa en el país y su efecto en el Caribe, y los tratados y relaciones económicas entre Estados Unidos y Nicaragua.

Sin embargo, cinco meses después de la promulgación de RENACER, Orozco le otorga una baja calificación a su desempeño y logros. Señaló que la ley ha sido poco estratégica y pasiva, que algunos informes esperados no se han difundido y que algunos mecanismos, como la renegociación del DR-CAFTA, no se han considerado tal como lo estableció la ley. No obstante, indicó que actualmente la administración del presidente Biden esta reconsiderando como re ejecutar RENACER para gestionar cambios con “colmillo político”.

El foro concluyó con una enriquecedora discusión del público y periodistas que consultaron, entre otras cosas, sobre las formas de hacer más efectiva y estratégica  la implementación de RENACER. Los tres panelistas coincidieron que en paralelo al trabajo de la comunidad internacional, es fundamental estimular la articulación de los nicaragüenses en dichos procesos, incrementar la coordinación a nivel territorial para recopilar información, y fortalecer la oposición política.  

Vea la grabación completa del evento aquí

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Si quieres copiar contenido mejor compártelo y lleguemos a más personas juntos.